La Termografia infrarroja es una técnica que permite ver la temperatura de una superficie con precisión sin tener que tener ningún contacto con ella. Gracias a la Física podemos convertir las mediciones de la radiación infrarroja en mediciónes de temperatura, esto es posible midiendo la radiación emitida en la porción infrarroja del espectro electromagnético